Hay que tener cuidado con las venganzas





Uno de los problemas que tenemos los hombres al conducir es que si alguien se nos atraviesa o nos dice algo, inmediatamente nos encendemos, es decir que nos molestamos y claro algunos somos peores que otros, pero eso es algo que puede salirnos muy caro y siempre es mejor tener mucha serenidad.

En este video pueden ver un claro ejemplo de porque siempre es mejor mantener la calma y no cometer tonterías, especialmente si no se tienen muchas habilidades al volante como es el caso del conductor que trato de vengarse de otro automovilista pero esto le salió bastante mal y seguramente también muy caro.



Deja tu comentario
Tu Comentario