La multa más severa de una biblioteca pública





La estadunidense Beverly Goldman fue llevada a prisión, en enero de 2000, por imputársele 7 cargos por no devolver a la biblioteca libros cuyos plazos de préstamo estaban vencidos. La biblioteca había intentado, a lo largo de 16 meses, recuperar los materiales valuados en 111 dólares estadunidenses. Goldman, de 24 años, pasó 8 horas en la cárcel antes de que se fijase la fianza.



Deja tu comentario
Tu Comentario