¿Cómo terminar con ella?





telequinesia

Nada es como antes: del sexo salvaje y espontáneo han pasado a los gritos en público y a las eternas peleas telefónicas. Las mariposas que sentías al verla, ahora son náuseas. Ni hablar, es hora de acabar con el tormento. Aprende las más eficaces maniobras disuasivas, evasivas y, si es necesario, combativas.

Por las buenas:

No, no se trata de que le grites que ya estás hasta la madre de ella, sino de que busques un buen momento para hablar, a solas, y comiences a soltarle un “speech” sobre lo bueno de la relación que tuvieron (de forma subliminal comienza a usar los verbos en pasado), de las cosas chidas que hicieron, de los revens a los que fueron, de los maratones de sexo loco que se aventaron… ella captará el mensaje.

Nada más civilizado que citarla en un lugar público (inviértele un poco de dinero en un café, no seas codo) para decirle: “gracias por los momentos, no estamos funcionando, no me gusta la relación y no tengo ganas de intentar nada más. Ojalá que te vaya bien”. Suena telenovelero, pero ¡funciona!

Por las malas:

Aviéntate un discurso convincente, en voz alta y sin engorilarte (porque ellas suelen traducir el enojo en un “todavía hay posibilidades”), en el que le dejes claro que no quieres una segunda oportunidad ni un “free” ni tiempo. El show tiene que ser frente a sus cuates.

Acércate a su grupo de amigas para “notificarles” que ya terminaron. Ellas harán el resto (seguro le aplicarán la terapia del “olvídalo, no te conviene”).

Dedícale la rola “Ojalá que te mueras” de grupo Pesado.

Lo que no debes hacer:

Esperar a que ella se dé cuenta y termine la relación. ¡Mega chafa! ¿Te das cuenta de que podrían pasar años?

Mandarle un mail de despedida. En el 90% de los casos sólo provoca ira.

Nunca le salgas con frases como “no te merezco”, “eres demasiado buena para mi” y “no fallaste tú, fallé yo”. Lo único que conseguirás es darle la certeza de que le pusiste el cuerno, que lo sigues haciendo y que es con su mejor amiga/prima/hermana.



Deja tu comentario
Tu Comentario